Novedades inmobiliarias

La edad para compartir piso pasa de 29 a 34 años en un año

By 14/09/2019 No Comments
Una habitación de un piso compartido con venta y cama

La edad para compartir piso ha pasado de los 29 a los 34 años en solo un año. Esta es la nueva edad media para los españoles y españolas que comparten piso o están buscando una vivienda. Si nos fijamos en el segmento de edad que más opta por esta modalidad de alquiler son jóvenes.

Las personas que van de los 25 a los 34 años, son los que más comparten piso y necesitan un permiso especial, con un 39% del total. Le sigue el tenedor que va de los 18 a los 24 años ocupa un 25% del total. En tercera posición, con un 15%, se sitúan las personas de los 35 y los 44 años, seguido del 11% de los que comparten piso y tienen entre 45 años y 54 años. Finalmente y en un 9% encontramos aquellos que comprenden desde los 55 a los 75 años.

Los datos arrojados en el informe “Perfil de las personas que comparten vivienda”, de Fotocasa se basa en personas que han alquilado o han buscado una habitación en piso compartidos en el último año.

¿Por qué aumenta la edad media para compartir piso?

Este aumento en la edad media viene se explica por la gran demanda en el mercado del alquiler y el aumento de precios. Esto significa que actualmente no solo son los estudiantes lo que eligen la opción de compartir vivienda, sino que este fenómeno se extiende también a personas con trabajo que no pueden acceder al alquiler de larga duración o prefieren destinar la mayor parte de sus ingresos a otras cosas.
Por lo que hace al género, el 51% de las personas que han buscado piso para compartir o lo han encontrado son mujeres y el 49% son hombres. Estos porcentajes han variado respecto el 2018, cuando el 62% de los que buscaban compartir casa eran mujeres y el 38% restante eran hombres.

No poder pagar el alquiler, principal motivo

El motivo principal para compartir vivienda es no poder pagar la totalidad de un alquiler con un 37%. A continuación, y en un 24%, se ubican los que se decantan por ser una fórmula que mejor se adapta a sus necesidades. Los que prefieren gastar el dinero en otra cosa antes que en un alquiler ocupan un 18% y un 16% comparte piso porque no ha encontrado nada mejor y otro 16% asegura que no le gusta vivir solo y prefiere vivir con compañeros de piso.

Madrid y Andalucía, las más buscadas


El informe apunta también que Madrid y Andalucía son las comunidades donde se registran más búsqueda de vivienda compartida. Madrid aglutina el 21% del total de búsquedas. Le siguen Andalucía con un 20%; Cataluña, con un 15%; La Comunidad Valenciana con el 9%. Mientras, el País Vasco registra un 3%.
Madrid o Cataluña concentran la mayor demanda, con el 36%, al ser las comunidades más caras para pagar el 100% del alquiler. Estos precios se traducen a una mayor demanda en los pisos compartidos al, principalmente, no poder cubrir el precio las mensualidades del alquiler.