Estos son los documentos necesarios para alquilar

24 noviembre 2019

Si eres propietario y tienes pensado alquilar tu propiedad, debes saber que documentos son necesarios para alquilar. Para poner un inmueble en el mercado del alquiler debes saber exactamente los documentos que debes presentar al inquilino y figurar en el contrato de alquiler. Estos son los documentos necesarios para alquilar El Certificado de Eficiencia Energética […]

Si eres propietario y tienes pensado alquilar tu propiedad, debes saber que documentos son necesarios para alquilar. Para poner un inmueble en el mercado del alquiler debes saber exactamente los documentos que debes presentar al inquilino y figurar en el contrato de alquiler.

Estos son los documentos necesarios para alquilar

  1. El Certificado de Eficiencia Energética (CEE): El certificado energético es un documento necesario para alquilar. Este documento, firmado por un técnico competente, tiene una validez de diez años. Se debe volver a renovar cada década y recae sobre el propietario renovarlo cada vez. Siguiendo la ley, el certificado debe estar visible cuando se habilita un anuncio de alquiler. El certificado no es necesario únicamente si los alquileres son por periodos cortos.
  2. Tener los suministros al día: Los suministros de agua, luz y gas deben estar al día y deben ser verificables que están al corriente de pago a través de los recibos. Los inquilinos se deben hacer cargo de los consumos a partir del día que acceden a la vivienda. Facilitar la información de los suministros es importante, necesario y transmite seriedad y confianza al inquilino.
  3. Información del IBI: Además, es importante tener una copia del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). En este documento consta el número de la referencia catastral que es importante que figure en el contrato de alquiler.
  4. Licencia de primera ocupación: Si se trata de una vivienda nueva o no, el inquilino debe pedir la licencia de primera ocupación o la cédula de habitabilidad. Este último acredita que la vivienda cumple con unos requisitos mínimos exigibles de salubridad y solidez para el uso residencial. En determinadas comunidades autónomas este documento debe formar parte del contrato de alquiler.
  5. Acreditar la propiedad: Te ocupes tu personalmente del alquiler o una agencia especializada, debes acreditar delante el inquilino que eres el propietario de la vivienda. La mejor manera es exhibir la nota simple de la vivienda. De no tener este documento, se puede solicitar al Registro de la Propiedad de manera presencial o a través de internet. Aunque prácticamente, casi nunca lo piden, pedir esta información evitaría fraudes.
  6. Depositar la fianza en el organismo correspondiente: Una vez se rubrica un contrato de alquiler y el propietario recepciona la fianza por parte del inquilino, esta se debe depositar en el organismo correspondiente de la comunidad autónoma donde se ubica el inmueble. Existe una Ley que fija la obligación que la fianza, que debe ser el mismo precio que una mensualidad, se ingrese en el órgano que corresponde.