All Posts By

HolaHome

Unas manos con una llaves a punto de entrar en un piso

¿Los menores pueden alquilar una vivienda?

By | Inquilino, Propietario | No Comments

Si eres propietario posiblemente, alguna vez, has pensado en si podrías alquilar tu vivienda a un menor de edad. Hay diferentes supuestos por los que los menores de 18 años requieren alquilar una vivienda. Pueden ser por diferentes motivos, estudiar en una ciudad diferente, en algunos supuestos de trabajo en que los menores de edad ya trabajan…

Niños y jóvenes que todavía no han cumplido los 18 años, son considerados menores de edad. La minoría de edad es un estado civil de la persona al que el Ordenamiento Jurídico le otorga una protección especial. Sobre los padres o tutores legales de los menores recae sobre los propios padres o quien ostenta la tutela.

Para saber si un menor puede firmar un contrato de alquiler debemos saber las tres diferencias. Menores que están emancipados, los que no lo están y los que hacen vida independiente con el consentimiento paterno y materno.

Si nos preguntamos si los menores pueden alquilar una vivienda, se puede dar en esos casos:

Que el menor ni esté emancipado, ni viva de manera independiente

Para poder formalizar un contrato de alquiler en este caso, deberán ser los padres o los tutores legales los que deberán firmar. En este caso se deben tener en cuenta que todas las obligaciones de pagos y responsabilidades sobre el estado de la vivienda recaerán sobre los firmantes.

Que el menor de edad estuviere emancipado al cumplir los 16 años

Los menores emancipados pueden suscribir por sí solos un contrato de alquiler sin depender de nadie. En el caso que el contrato supere los seis años de duración, el menor necesitaría el consentimiento o el apoyo asistencial de sus padres o de sus tutores. En este caso y si únicamente firma el menor todas las responsabilidades recaerán sobre él, mientras que, y si rubrica el menor y los padres o tutores, las obligaciones recaerán sobre los dos.

Que el menor tenga 16 años o más, sea independiente con el consentimiento paterno y no esté emancipado

El menor se considera emancipado, por lo que él solo podría suscribir el contrato de arrendamiento sin asistencia. Como en el caso anterior, y solo si el alquiler tiene una duración que supera a los seis años, necesitaría la asistencia de sus padres o tutores.

Chica habla por teléfono medio oscura a contraluz en una ventana

Motivos para rescindir un contrato de alquiler

By | Inquilino, Propietario | No Comments

Cualquier contrato de alquiler puede rescindirse una vez finalizan los cinco primeros años en el caso de los alquileres hechos entre particulares y siete cuando el propietario es un banco o empresa. Además, existen otros motivos para rescindir un contrato de alquiler. Estos motivos tienen como objetivo ofrecer más seguridad a propietarios e inquilinos, según figura en la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU). Es decir que establece otros casos en los que se puede rescindir el contrato de alquiler por parte del propietario.

El pacto entre propietarios e inquilino se firma por ambas partes y recoge las obligaciones tanto para el arrendador como para el arrendatario, por lo que las dos partes conocen los limites del contrato. En caso de incumplimiento las partes pueden pedir la finalización del arrendamiento y si no se llega a un acuerdo, acudir a la justicia.

Las causas para rescindir un contrato de alquiler:

  1. La falta de pago de la renta.
  2. Por la falta de pago de la fianza o de su actualización.
  3. El realquiler, el subarriendo o la cesión sin consentimiento del propietario.
  4. Por daños causados en la vivienda u obras inconsentidas, cuando el consentimiento sea necesario.
  5. Cuando en la vivienda se desarrollen actividades molestas, insalubres, nocivas, peligrosas o ilícitas.
  6. Cuando la vivienda no sea destinada al hogar permanente del inquilino.
  7. Cuando el dueño necesita recuperar la vivienda para hacer uso de ella para él mismo o para sus familiares de primer grado de consanguinidad. También en caso de adopción, cónyuge en el supuesto que lo determine una sentencia firme de separación, divorcio o nulidad matrimonial.

¿Qué significa ser inquilino?

By | Inquilino | No Comments

El inquilino es aquella persona que tiene derecho a vivir y utilizar una propiedad a cambio de una renta, que, normalmente, se satisface cada inicio de mes. El arrendador es el responsable de proporcionar la renta al propietario o arrendador. Además, ser inquilino significa ser el responsable de la vivienda alquilada y de cualquier daño que cause a la propiedad, ya sea él, o las partes relacionadas con él, durante el tiempo que resida en la casa.

¿Qué más significa ser inquilino?

El inquilino es quien elije la vivienda que quiere arrendar y debe regirse por la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) tanto en el caso de los alquileres destinados a vivienda como en el de los locales. De la misma manera el inquilino debe respetar los pactos que estipulen las dos partes y que siempre deben quedar por escrito y firmados en el contrato de alquiler.

El alquiler sube en Cataluña un 2,5% en noviembre

By | Novedades inmobiliarias | No Comments

El precio del alquiler ha subido un 2,5% en el mes de noviembre y un 3,8% interanual en Cataluña. Este nuevo aumento situó el precio del alquiler durante el mes de noviembre en un total de 14,18 €/m2 al mes y donde los inquilinos deben hacer más esfuerzo. Este precio sitúa a la Comunidad Autónoma con un valor de un 41% por encima de la media española, que en noviembre se situó en un 10,07 €/m2.

Según el último informe de Fotocasa y en relación con ranking de Comunidades Autónomas con el precio de la vivienda más caras, Cataluña se sitúa en segundo lugar y Madrid en la primera. Esta es la lista:

  1. Madrid tiene un precio de 14,98 €/m2 al mes
  2. Cataluña 14,18 €/m2 al mes
  3. País Vasco con 12,93 €/m2 al mes
  4. Baleares con 12,56 €/m2 al mes
  5. Canarias con 9,93 €/m2 al mes
  6. Navarra con 8,34 €/m2 al mes
  7. Andalucía 8,19 €/m2 mes
  8. Aragón con 8,09 €/m2 al mes
  9. Cantabria con 8,09 €/m2 al mes
  10. Comunitat Valenciana con 7,94 €/m2 al mes
  11. Asturias con 7,25 €/m2 al mes,
  12. Castilla y León con 6,67 €/m2 al mes
  13. Galicia con 6,62 €/m2 al mes
  14. La Rioja con 6,60 €/m2 al mes
  15. Región de Murcia con 6,25 €/m2 al mes
  16. Castilla-La Mancha con 5,41 €/m2 al mes
  17. Extremadura con 5,01 €/m2 al mes

 

El alquiler sube en tres provincias

Además, el precio del alquiler sube en tres provincias: Barcelona con un 2,5%, Tarragona con un 2% y Girona con un 0,8%. La única provincia que rebaja precios es Lleida con un -0,7%. Barcelona es la provincia más cara con 15,92 €/m2 al mes, seguida de Girona con un 9,26 €/m2 al mes, Tarragona con un 7,72 €/m2 al mes y Lleida con un 6,38 €/m2 al mes.

Superficie útil de la vivienda ¿sabes exactamente lo que es?

By | Inquilino, Propietario | No Comments

Tanto para alquilar como para comprar es importante saber cuál es la superficie útil de la vivienda. Cuando estamos comprando debemos saber los metros que compramos y cuando estamos alquilando es necesario saber los metros que alquilamos y saber cuándo cuesta el metro cuadrado de alquiler.

Superficie útil

La superficie útil, difiere de los metros construidos, y nos indica los metros que quedan libres para poner los muebles y movernos por dentro de la vivienda. Este parámetro se calcula descontando de los metros construidos las paredes divisorias del interior. Normalmente la superficie útil es entre un 15 i un 20% menos que la superficie construida.

Por lo que hace a los metros construidos, este término hace referencia a la superficie comprendida dentro el perímetro de la vivienda.

¿Y qué es el volumen?

Este se utiliza para pisos y casas que tienen una gran altura y para lofts. Se da cuando se multiplica el parámetro de superficie por parámetros de altura. Para definir los lofts el volumen es importante ya que permite que un loft pueda ser utilizado como una vivienda.

 

tiempo mínimo en una vivienda de alquiler

Alquiler con opción a compra ¿qué es y cómo funciona?

By | Inquilino, Propietario | No Comments

El alquiler con derecho a compra permite a un inquilino vivir en régimen de alquiler por un tiempo determinado. Finalizado este tiempo el inquilino tiene derecho a comprar la vivienda en la que vive alquilado por un precio acordado. De este precio acordado se deben descontar, total o parcialmente, las rentas del alquiler pagadas hasta el momento. El alquiler con derecho a compra se expresa a través de un doble contrato. Este pacto incluye por tanto un contrato de alquiler y otro de compraventa.

Esta modalidad concede al inquilino la decisión de comprar el bien inmueble en un plazo y condiciones determinadas. El contrato debe satisfacer a ambas partes, comprador y vendedor, ya que mientras el inquilino puede vivir de alquiler invirtiendo a la vez en una futura compra y la propiedad tiene la vivienda alquilada mientras no se vende el bien. Al firmar el contrato se suele aportar un precio más alto que el de una fianza, por la prima con opción a compra. Si al final el inquilino decide no comprar pierde esta prima.

¿Cómo debe ser el contrato de alquiler con opción a compra?

El alquiler con opción de compra está reconocido en el Reglamento Hipotecario y en la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) y debe estipular todos los artículos necesarios. Es obligatorio que figuren como mínimos dos condiciones esenciales de la compraventa: el objeto del contrato y el precio. Es decir que se cede la decisión de adquirir la vivienda al inquilino tras los años marcados, el precio de venta, las mensualidades del alquiler y el porcentaje a descontar cuando se efectúe la compraventa y el valor de la prima.

El gasto en las viviendas de los servicios de comunicaciones se mantiene estable

By | Inquilino, Propietario | No Comments

El gasto medio de los servicios de comunicaciones en las viviendas, es decir telefonía fija y móvil y TV de pago, se mantuvo estable e incluso descendió ligeramente en el segundo trimestre de 2018.

Según el ‘Panel de Hogares’ de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el gasto medio de los clientes con estos tres servicios fue de 79,4 € en junio. Este precio es el mismo que en primer trimestre y 10 céntimos más que hace un año. Por lo que hace a la TV, el precio medio bajó de los 53 € del segundo trimestre de 2018 y los 51,3 € de los tres primeros meses del año hasta los 50,9 €.

Aumenta la demanda de TV dentro del servicios de comunicaciones

La CNMC indica que la factura de la telefonía fija aumentó en 2€ a lo largo del último año, de los 24,9 € del segundo trimestre de 2018 hasta los 26,9 € en el mismo periodo de 2019.

Además y a finales del primer semestre la TV de pago siguió creciendo y su penetración aumentó en un año del 37,5% al 38,7%, aunque el crecimiento se ha frenado. También aumenta el porcentaje de hogares con Internet del 88,7% al 88,9% i descienden los contratos de banda ancha fija del 82,8% al 81,1%; de teléfono móvil, del 98,8% al 98,3% y el de teléfono fijo del 84,4% al 81,8%.

Tendencia: contratar ofertas empaquetadas

El estudio manifiesta que la tendencia de los hogares españoles es contratar ofertas empaquetadas, un 40% de los hogares cuenta con banda ancha, telefonía fija y móvil y un 35,2% le agrega el servicio de televisión de pago. Los hogares que solo tienen telefonía son uno de cada diez, es decir un 10,3%.

La tecnología con más crecimiento es la fibra, presente en el 64,1% de los hogares. La migración de clientes de xDSL a la fibra y, en términos absolutos, la reducción de los primeros fue de cuatro puntos porcentuales en un año.

Finalmente, entre los individuos con servicio móvil, la modalidad de pospago es la opción preferida para el 85,8% de los usuarios. Baja el prepago, que representa el 11,8% del total de individuos y disminuye año tras año.

Estos son los documentos necesarios para alquilar

By | HolaHome | No Comments

Si eres propietario y tienes pensado alquilar tu propiedad, debes saber que documentos son necesarios para alquilar. Para poner un inmueble en el mercado del alquiler debes saber exactamente los documentos que debes presentar al inquilino y figurar en el contrato de alquiler.

Estos son los documentos necesarios para alquilar

  1. El Certificado de Eficiencia Energética (CEE): El certificado energético es un documento necesario para alquilar. Este documento, firmado por un técnico competente, tiene una validez de diez años. Se debe volver a renovar cada década y recae sobre el propietario renovarlo cada vez. Siguiendo la ley, el certificado debe estar visible cuando se habilita un anuncio de alquiler. El certificado no es necesario únicamente si los alquileres son por periodos cortos.
  2. Tener los suministros al día: Los suministros de agua, luz y gas deben estar al día y deben ser verificables que están al corriente de pago a través de los recibos. Los inquilinos se deben hacer cargo de los consumos a partir del día que acceden a la vivienda. Facilitar la información de los suministros es importante, necesario y transmite seriedad y confianza al inquilino.
  3. Información del IBI: Además, es importante tener una copia del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). En este documento consta el número de la referencia catastral que es importante que figure en el contrato de alquiler.
  4. Licencia de primera ocupación: Si se trata de una vivienda nueva o no, el inquilino debe pedir la licencia de primera ocupación o la cédula de habitabilidad. Este último acredita que la vivienda cumple con unos requisitos mínimos exigibles de salubridad y solidez para el uso residencial. En determinadas comunidades autónomas este documento debe formar parte del contrato de alquiler.
  5. Acreditar la propiedad: Te ocupes tu personalmente del alquiler o una agencia especializada, debes acreditar delante el inquilino que eres el propietario de la vivienda. La mejor manera es exhibir la nota simple de la vivienda. De no tener este documento, se puede solicitar al Registro de la Propiedad de manera presencial o a través de internet. Aunque prácticamente, casi nunca lo piden, pedir esta información evitaría fraudes.
  6. Depositar la fianza en el organismo correspondiente: Una vez se rubrica un contrato de alquiler y el propietario recepciona la fianza por parte del inquilino, esta se debe depositar en el organismo correspondiente de la comunidad autónoma donde se ubica el inmueble. Existe una Ley que fija la obligación que la fianza, que debe ser el mismo precio que una mensualidad, se ingrese en el órgano que corresponde.
Unas mujeres en grupo ríen y se cuentan cosas

La mayoría de solteros que buscan piso de alquiler son mujeres de 33 años

By | Novedades inmobiliarias | No Comments

El perfil del soltero que busca vivienda para alquilar es mayoritariamente una mujer. Así, la mayoría de solteros que buscan piso de alquiler son mujeres de 33 años en España. Destacan en un 57% las mujeres, que en un 43% de los casos tienen entre 25 y 34 años. La edad media del soltero que busca piso para alquilar es de 33 años y son de clase media-alta en un 30%. La mitad de estos solteros que demandan vivienda viven actualmente con sus padres y quieren independizarse, según destaca el portal Fotocasa.

Por lo que hace a la actividad de los solteros que buscan piso en el mercado en los últimos 12 años, el 14% ha comprado una vivienda, el 25% ha alquilado, un 36% busca vivienda para comprar y el otros 34% quiere alquilar. Además, un 18% de solteros interactúa en el mercado del alquiler y de compra a la vez. En lo que se refiere a un solo mercado, un 31% de los solteros está solo en el mercado de la compra y un 51% solo en el del alquiler.

A parte, el 86% de los solteros que buscan piso para alquilar en el último año la querían como primera residencia, un 8% es para destinarla a segunda residencia y un 7% la quiere comprar como una inversión de futuro.

Los solteros opinan sobre el mercado inmobiliario

El 46% considera que vivir de alquiler es tirar el dinero y que buscan vivienda de alquiler, por la imposibilidad de comprar vivienda y un 47% cree que un piso es la mejor herencia que los padres pueden dejar a un hijo. Un 73% defiende la idea de que el sentimiento de propiedad sigue muy arraigado en la mentalidad de los españoles. Finalmente, el 63% de los solteros opina que en los próximos se formará una nueva burbuja inmobiliaria, mientras que un 8% considera que no estamos cercanos a ninguna burbuja.

El primer contrato de alquiler de la historia

By | Inquilino, Propietario | No Comments

El primer contrato de alquiler de la historia datan de hace 5.000 años. Los primeros contratos de arrendamiento se firmaron en la antigua Babilonia y también en la antigua Grecia. La elaboración del código jurídico más antiguo recae sobre el reino del rey babilonio Hammurabi, cuando surgió el primer contrato de alquiler de la historia . Este código regulaba además del trabajo asalariado, los préstamos, las herencias, los divorcios, la propiedad y los delitos, los alquileres de fincas rústicas.

La tipificación de los alquileres, recogía el siguiente artículo: Si un hombre alquila una casa y el inquilino le da de una vez el alquiler de un año al dueño, y luego el dueño de la casa exige al inquilino que salga sin que haya expirado el plazo, el dueño de la casa, por echar de su casa al inquilino sin haber expirado el plazo, perderá el dinero que le haya dado el inquilino.

Además, hay algunos expertos que apuntan que en la Babilonia del 1800 AC ya había empresas que se encargaban de firmar los pactos de alquiler entre propietarios e inquilinos. De este modo y si los soldados no querían cultivar las tierras entregadas por los monarcas babilonios por los servicios prestados en las guerras, estos podían entregarlas a las empresas especializadas en el alquiler.

Los alquileres se fueron generalizando a medida que las necesidades del alquiler crecían. Grecia adecuó un alquiler en la minería y un alquiler bancario. En Inglaterra, a partir del año 1284, se alquilan material para conrear la tierra. A partir de ahí, cada país fue adaptando los alquileres según sus necesidades y la evolución de su sociedad. Aun así, el alquiler tal como lo conocemos a día de hoy nace con el derecho romano.

La palabra arrendar significa ceder o adquirir a cambio de un precio de aprovechamiento temporal de inmuebles o beneficio o rentas.